Primeros pasos con Raspberry Pi.

En el artículo anterior hicimos una introducción a la Raspberry Pi, en la que comentábamos algunas de sus posibilidades y los accesorios imprescindibles y opcionales con los que tendrías que pertrecharte para empezar a jugar con esta placa. Hoy vamos a hablar un poco del software necesario para arrancar tu Pi y ponerte a trabajar con ella.

Compra una raspberry Pi

Seguro que si estás leyendo esto tu raspberry está sobre tu mesa, pero de lo contrario, anímate y compra una para poder empezar a hacer proyectos. Existen multitud de recursos en internet (y en esta página) que pueden ir desde un emulador de videojuegos hasta un coche robótico, ¡anímate!

Compra una tarjeta SD

Para empezar, necesitaremos una tarjeta SD. Te recomendamos una de 8 GB o 16 GB, pues están bastante asequibles de precio últimamente. Más capacidad no es necesaria de momento, salvo que prepares algún proyecto que requiera almacenar mucha información. Puedes comprar una tarjeta que ya traiga el sistema operativo preinstalado, pero si te quieres iniciar en el mundo de “háztelo tú mismo”, ¿Por qué no empezar por el principio?

Descarga el sistema operativo (SO)

El primer paso será descargarnos el sistema operativo de la página de descargas de raspberry pi. Existen múltiples variantes, como NOOBS (para principiantes), u OPENELEC (un mediacenter XBMC para compartir fotos, vídeos y música entre tus dispositivos). En este caso, nos decantamos por RASPBIAN (una versión derivada de Debian), pues su cercanía a Debian nos permitirá encontrar casi cualquier problema que tengamos fácilmente en un buscador.

Graba la imagen del SO en tu tarjeta SD

Ya tenemos la imagen descargada. Ahora… ¿cómo la pasamos a nuestra Raspberry Pi? Para cargar la imagen tienes que usar un software específico para grabar imágenes, como el Win32DiskImager en esta dirección. Necesitarás también un lector de tarjetas SD, y saber la letra de unidad

Para ejecutar el programa en Windows, necesitas darle al botón derecho y seleccionar “ejecutar como administrador”. Selecciona el fichero con la imagen descargada, selecciona como destino tu tarjeta SD y dale a grabar la imagen

IMPORTANTE: antes de grabar fíjate bien que la letra de la unidad destino coincida con la de la tarjeta SD, de lo contrario ¡puedes borrar tu disco duro! ¿Quién dijo que hacer proyectos con Raspberry Pi no fuera emocionante?.

Conecta tu raspberry a un monitor HDMI, un ratón y un teclado USB

¿Ya tenemos la imagen? La metemos en nuestra Pi, le conectamos el cable HDMI para nuestro monitor, un ratón y un teclado, y le enchufamos el cable micro USB. En unos segundos nuestra Raspberry debería de haber arrancado y pedirnos un usuario y contraseña.

El usuario por defecto es pi, y la contraseña raspberry. ¡Ya podemos empezar nuestro proyecto!

¿Quieres hacer algo interesante con tu Raspberry Pi? Vamos a ir incorporando en breve algunas ideas. ¡No te las pierdas! Si quieres, puedes sugerir algún proyecto en los comentarios.

(Visto 1.333 vecess, 1 visitas hoy)
¡Comparte este articulo!

3 comentarios sobre “Primeros pasos con Raspberry Pi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *